mayo 03, 2013

ARQUEOLOGIA PROHIBIDA ...1




Algunas de las anomalías, son:

- La fortaleza inca de Sacsayhuaman, de edad indeterminada y construida por gente que no disponía de metales duros o cemento y que no conocían la polea, la rueda o la grúa. Con unas enormes piedras encajadas todas a la perfección a pesar de que ninguna tiene forma cuadrada o rectangular, llegando en algunos casos a haber bloques de piedra de 11 ángulos, por ejemplo.

- La antigua ciudad de Tiahuanaco, en Bolivia, que hace 100 años se concluyó que fue un observatorio estelar alineado con el sol y las estrellas y se calculó que tendría 17.000 años, afirmación que fue ridiculizada en su momento por el stablishment arqueológico. Ahora se le datan 12.000 años de antigüedad, siendo igualmente de este modo la ciudad más antigua que se conoce en la Tierra (o sea, de la que quedan restos).

Piedras perfectamente ensambladas, tanto que ni una aguja entra en las junturas. Cuando los conquistadores españoles preguntaron a los incas si la habían construido ellos dijeron que no, que había sido construida miles de años antes de que ellos vivieran.

Los bloques de piedra en Tiahuanaco no están unidas con cemento, sino con varas de metal colocadas en huecos hechos específicamente para ellas, como una especie de tornillos, lo cual implica que debían tener alguna especie de planta de fundición móvil para licuar el metal.
El arqueólogo Arthur Posnansky observó que en el primer día de primavera el sol salía exactamente por el centro del templo y a partir de este hecho descubrió que se trataba de un observatorio, un gran reloj para medir la progresión del sol. Dicho alineamiento astronómico fue usado para datar el lugar determinando que fue construida hace 17.000 años, en un tiempo en que la inclinación del eje de la tierra era ligeramente distinta a como es hoy en día.

El señor de la antigua Tiahuanaco, el dios que adoraban los habitantes de dicha ciudad, era alto, con barba y descrito como blanco. Se trata de Viracocha, que según las leyendas llegó en tiempos de caos y destrucción atravesando los mares para traer a la raza humana una especie de renovación.

En el documental se asocia Viracocha al Quetzlcóatl de México, que también llegó, con otros, desde el este después de tremendos cataclismos para traer los frutos del conocimiento y cuyo símbolo, la serpiente emplumada, que es lo que quiere decir su nombre, está por todo Teotihuacan,

- Egipto, donde a los pies de las pirámides de Gizeh se han encontrado ensamblajes similares a los vistos en Tiahuanaco y donde desde luego se practicaba la momificación del mismo modo que lo practicaran siglos después los incas al otro lado del océano.

Robert Bauval y Graham Hancock, en su libro El Guardián del Génesis, enumeran muchas hazañas inexplicables de Egipto, como por ej. el sarcófago que se encuentra, sin tapa alguna, en la cámara del rey de la Gran Pirámide: ¿cómo hicieron para que la superficie interior encajase con la superficie del sarcófago al milímetro? Para ello son necesarios conocimientos avanzados de física y para perforar el sarcófago hoy se tendría que hacer con una velocidad de 6/10 mm. por revolución de taladro en el granito, algo que ellos hicieron más rápido de lo que nosotros podríamos.Lo mismo sucede con la perfección en el acabado de las supuestas tumbas para bueyes sagrados o los vasos hechos de alabastro, basalto o diorita, que es de las piedras más duras que hay.

También se explica el alineamiento de las pirámides de Gizeh con los puntos cardinales, con una exactitud no igualada por los modernos constructores. La Gran Pirámide parece ser un modelo matemático del hemisferio norte que incorpora el numero Pi., las veces que cabe el diámetro de un círculo en su circunferencia.

Como afirma Bauval en referencia a la inclinación de La Gran Pirámide: “Los antiguos constructores tenían que usar un eclímetro de 52º, cualquier otro no valdría.”

Todo ello hace pensar que tenían un avanzado conocimiento de las matemáticas y de la técnica.

Según muchos científicos los egipcios no tenían un gran conocimiento de la astronomía, algo que cae por su propio peso al ver el zodíaco del templo de Dendera (o templo de Hathor), en el que aparece hasta la constelación de Orión; los antiguos egipcios veían en esta constelación a Osiris, el dios del inframundo, el señor de los muertos.

En la Gran Pirámide hay pequeños canales de ventilación orientados hacia arriba. Para el antiguo Egipto esto fue Rosetau, la antigua entrada al reino subterráneo de Osiris u Orión, ya que los canales apuntan a Orión, Osiris, y a Sirio, que era Isis, la hermana esposa de Osiris.

Bauval descubrió en libros antiguos que habrían servido para ceremonias secretas para la resurrección de los faraones muertos que creían renacer como estrellas en la constelación de Orión. Descubrió también que las 3 pirámides están alineadas con las 3 estrellas que componen el cinturón de Orión, pero además se vio que los egipcios habían dado nombre de estrellas a otras 2 pirámides próximas a la meseta, descubriéndose finalmente que la constelación de Osiris, Orión, estaba en el cielo y en la tierra (como es arriba, es abajo; Hermes dixit).

Seguimos en Egipto, donde el investigador John Anthony West descubrió que la esfinge no había sido afectada por el clima del mismo modo que el resto de construcciones de su entorno, erosionadas por la arena y los vientos del desierto; en vez de un desgaste horizontal, la esfinge tiene marcas de erosión redondeadas y onduladas, algo que sólo el agua cayendo copiosamente –en este caso sobre la esfinge- podría haber producido.Para encontrar agua en el desierto del Sahara hay que retroceder hasta el final de la era glaciar, unos 10.500 años antes de Cristo, miles de años antes de que existiesen los faraones. ¿Pero por qué entonces la cabeza de la esfinge es una cabeza de faraón?

La cabeza es, además, desproporcionadamente pequeña, lo cual indica que ha sido tallada más de una vez, es decir, que la cabeza se rehizo en algún momento de la historia. Se cree que en su origen era un enorme león que se habría modelado en la roca antes del 10.500 a.C., se comenzó a erosionar cuando el final de la era glaciar alteró el clima y causó lluvias que cayeron durante años y años. Miles de años después un faraón habría tallado la cabeza con su propia imagen.

La teoría del alineamiento de Bauval coincide con esto ya que dicho alineamiento se produjo en el 10.500 a.C., cuando la Esfinge miraba hacia la constelación de Leo, su propia imagen en los cielos. Además, la puesta de Orión en esa fecha se correspondía exactamente con las 3 mini-pirámides que acompañan a la pirámide de Micerinos (las pirámides de las reinas).

El 10.500 a.C. fue un periodo de inundaciones que en Egipto acabó con el valle del Nilo y con el delta en general. Los mitos egipcios dicen que el dios Osiris y sus asistentes ascendieron del caos para traer los primeros frutos de la civilización, algo que como se ve sucede en otras civilizaciones distantes.

La Dra. Irina Balabanova descubrió que muchas momias de Egipto contenían cocaína y nicotina, ambas plantas naturales de Sudamérica. Cuenta en el documental que al dar a conocer la noticia recibió un alud de cartas insultantes por haber dicho algo que no tenia sentido, donde se le decía que fantaseaba ya que era bien sabido que antes de Colón esas plantas sólo existían en otra parte del mundo, pero su investigación con cientos de momias no dejaba lugar a dudas de que ahí se encontraban, en Egipto y desde muchísimo antes de que naciera el colonizador.

- El valor de Pi, que se ha mencionado antes, también se encuentra al otro lado del planeta, en las pirámides de Teotihuacan, México, el lugar que los indios llamaban Ciudad de los Dioses y cuyo propósito era el de convertir a los hombres en seres celestiales. En su época esta ciudad fue más grande que la Roma imperial. Había estanques que se llenaban de agua, reflejando el cielo y cuyas hondas podrían servir como anuncio de terremotos. 
nebuladraconis.wordpress.

Entradas populares